PARTICIPAMOS EN LA REUNIÓN DE LA ALIANZA PARA LA SOBREVIVENCIA DE LOS ATELOPUS

PARTICIPAMOS EN LA REUNIÓN DE LA ALIANZA PARA LA SOBREVIVENCIA DE LOS ATELOPUS

2019-11-15

Los hermosos y carismáticos sapos arlequín (Atelopus), que se extienden a través del neotrópico desde Costa Rica hasta Bolivia, se encuentran entre el grupo de anfibios más amenazados del mundo. A pesar de su importante papel en las culturas que tocan a través de su distribución y su papel vital en los ecosistemas en los que viven, especies enteras de sapos arlequín han desaparecido desde la década de 1980. El mortal hongo quítrido de los anfibios (Batrachochytrium dendrobatidis - Bd), combinado con la destrucción y degradación del hábitat, la introducción de especies invasoras como la trucha y los efectos del cambio climático, han dejado a 80 de las 96 especies de sapo arlequín en peligro de extinción y en peligro crítico de extinción. o, como el sapo dorado panameño, extinto en estado salvaje, según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. A partir de 2018, 37 especies de ranas arlequín habían desaparecido de sus localidades conocidas y no se las ha visto desde principios de la década de 2000, a pesar de los esfuerzos por encontrarlas.

El género Atelopus se encuentra en estado crítico, y sus disminuciones rápidas y mal explicadas están llevando a todo el género a la extinción. Sin una respuesta coordinada de las acciones más efectivas, corremos el riesgo de perder este increíble género a la extinción.

Global Wildlife Conservation, en asociación con el Instituto Smithsonian de Biología de la Conservación, la Alianza de Supervivencia de Anfibios, el Grupo de Especialistas en Anfibios SSC de la UICN, el Arca de Anfibios y otros, encabeza los esfuerzos para desarrollar y fomentar una red coordinada de conservación de sapos arlequín comprometida a garantizar que no perdamos Estas joyas para siempre.

Durante los meses anteriores se ha hecho un llamado a los socios de ASA para que se unan a una red de grupos de conservación y zoológicos nacionales e internacionales, instituciones académicas y gobiernos que trabajan juntos para implementar medidas de conservación sustanciales, a largo plazo y de rango amplio para este grupo único de anfibios. Amaru Bioparque Cuenca participó de este taller organizado para la iniciativa de Supervivencia de Atelopus y los miembros de esta red se reunieron para generar juntos una agenda de estrategias que apuntan a:

- Unir y movilizar a la comunidad del sapo arlequín en una red de colaboración.
- Desarrollar una estrategia de conservación coordinada, estandarizada y a largo plazo para garantizar la supervivencia del sapo arlequín dentro y fuera de sus rangos naturales.
- Identificar e implementar acciones prioritarias colectivamente a nivel nacional, regional e internacional para salvar a este grupo de anfibios en los países del área de distribución de una manera rentable.
- Promover la conservación de los sapos arlequín a través de campañas de educación y comunicación.
- Brindar capacitación y entrenamiento para la formación de herpetólogos y conservacionistas de anfibios.

Como primer paso para lograr esto, se llevó a cabo un taller de 4 días en Medellín, Colombia, durante el 4 al 7 de noviembre con la participación de representantes de Bioparque Amaru y expertos clave del manejo, protección e investigación de los Atelopus y conservacionistas que trabajan en varios paises así como internacionalmente a nivel in situ y ex situ.

El taller estableció la misión, la visión, la forma y la función de la iniciativa, actualizó el estado de conservación actual del género, compartirá y estandarizará las acciones de conservación y formulará una hoja de ruta de acciones que se implementarán colectivamente. Esta hoja de ruta formará la base de un plan de acción que priorizará las necesidades y estrategias de conservación por sitio, país y especie, y definirá la implementación de esas acciones en función de las necesidades de capacidad y costo, así como las oportunidades presentes.