Anaconda común

Anaconda común

Nombre científico: Eunectes murinus.

Otros nombres comunes: Anaconda verde.

Hábitat: Se distribuye en Venezuela, Colombia, Brasil, Ecuador, Bolivia, Perú, Guyana, Guayana Francesa y Trinidad. Habita en la zona tropical oriental. Esta serpiente habita en las tierras bajas
de la zona tropical amazónica. Se encuentra comúnmente en bosques maduros, pantanos, pozas, cuerpos de agua lénticos estacionales o lóticos permanentes, así como en vegetación ribereña de bosques intervenidos

En Ecuador se ha reportado en el bosque húmedo tropical de las provincias de Orellana, Sucumbíos, Napo, Pastaza, Morona Santiago y Zamora Chinchipe.

Rango altitudinal: Habita desde el nivel del mar hasta los 1000 msnm.

Dimensiones: Generalmente entre 2.5 a 4 m, pueden llegar a medir aproximadamente 7 m, aunque existen reportes cuestionables que hablan de anacondas de 9 a 11 m. Las hembras son más grandes que los machos.

Si se toma en cuenta su peso y su longitud, podría ser considerada como la serpiente más grande del mundo, en cuanto a longitud, solo es superada por la pitón reticulada (Python reticulatus).

Peso: No determinado.

Alimentación: Su alimentación es carnívora, generalista. Entre sus presas se encuentran aves, mamíferos, reptiles, vertebrados acuáticos, peces, animales domésticos. También puede ser una especie carroñera y caníbal. Las presas pueden alcanzar el 14% a 50% de la masa corporal de la anaconda

Reproducción: Es una especie poliándrica, es decir que una hembra se reproduce con varios machos. En el caso de esta especie se puede encontrar una hembra hasta con 13 machos, formando aglomeraciones o una especie de bola de serpientes. Los machos tratan de aparearse con la hembra enroscando sus colas en busca de su cloaca. Estas agrupaciones pueden durar varias semanas, apareándose la hembra con varios machos. En esta especie, la hembra escoge al macho con que se va a aparear y se ha reportado que los machos más grandes podrían tener mayor éxito de apareamiento. Durante la reproducción esta serpiente puede ser ligeramente agresiva, pudiendo ocurrir encuentros agonísticos entre machos cuando la densidad poblacional es alta o cuando las hembras son fáciles de localizar. Se ha reportado que durante el cortejo las hembras pueden comer individuos machos para suplir sus necesidades alimenticias durante el periodo de gestación, ya que allí reducen su actividad.

Las anacondas son ovovivíparas, el periodo de gestación dura aproximadamente 7 meses; cerca del final de la estación lluviosa las hembras paren a los neonatos en aguas poco profundas y al atardecer. La hembra puede parir entre 20-40 neonatos. Se sugiere que mientras más grande es la hembra mayor número de crías tendrá (hasta aproximadamente 80).

Esperanza de vida: más de 20 años.

Sonidos: Cuando se siente amenazada genera un siseo.

Descripción y comportamiento: La coloración de su dorso puede ser gris, café oliváceo, café negruzco, con una serie de manchas circulares verdes a café oscuras a lo largo del cuerpo; flancos con dos a tres hileras de marcas pequeñas cremas y delineadas en café oscuro a negro; cabeza grande triangular, más oscura que el resto del cuerpo, con una franja anaranjada posterior en cada ojo; otra franja de color negro debajo de las franjas anaranjadas; vientre grisáceo a amarillo crema con marcas irregulares oscuras; lengua negra.

Esta serpiente es solitaria, diurna a nocturna, no venenosa y semi-acuática. Como mecanismo para cazar utiliza la emboscada y la constricción, con la cual sofoca a su presa. Para ingerirla comienza por la cabeza, disminuyendo la posibilidad de atorarse. Para localizar a sus presas mueven la lengua, que se encuentra conectada al órgano de Jacobson situado en la parte superior de la boca y con el cual pueden percibir partículas odoríferas; igualmente, son capaces de detectar sonidos y el movimiento de las presas por medio de vibraciones en el sustrato.

Alcanzan la madurez sexual entre los 3-5 años de edad. Entre los predadores de esta especie se encuentran los caimanes y los jaguares. Como mecanismo de escape la anaconda se entierra en el lodo, se sumerge en el agua o se enrosca formando una bola, así protege su cabeza y permanece lista para atacar; también excreta sustancias odoríficas desagradables. Es una serpiente agresiva, atacando al ser disturbada o en peleas por territorios, los cuales son pequeños.

En Amaru tenemos un ejemplar juvenil.

Amenazas: Entre sus amenazas se encuentra la cacería, tanto para mantenerlas como mascotas, por su piel y partes del cuerpo que se utilizan como decoración, así como por motivos religiosos y medicinales. Entre los usos que se dan a las anacondas se encuentran la supuesta cura del reumatismo y el asma, entre otras enfermedades.

Otra amenaza es la persecución por temor, la gente las mata ya que se cree que estas serpientes pueden alimentarse de personas, lo cual es un fenómeno muy raro ya que en general no atacan a humanos y muestran agresividad sólo como mecanismo de defensa.

Otras amenazas son la pérdida, fragmentación y contaminación del hábitat. Todos estos factores contribuyen a la reducción de las poblaciones de anacondas a lo largo de su distribución, lo cual tiene efectos negativos en la cadena trófica amazónica.

Estado de conservación:
• No evaluada (UICN).
• Apéndice II (CITES).
• En peligro (Lista Roja de Reptiles del Ecuador).

Anfibios
Aves
Mamíferos
Reptiles